Juego para adultos: importancia y beneficios

El juego es una actividad que asociamos principalmente con la infancia. Sin embargo, jugar no debería ser exclusivo de los niños. Los adultos también pueden beneficiarse enormemente al dedicar tiempo a jugar. En este artículo, exploraremos por qué es tan difícil para los adultos jugar y cómo pueden superar estas barreras para disfrutar de los beneficios del juego en su vida diaria.

adultos jugando - Por qué es tan difícil jugar siendo adulto

Temario

¿Por qué es tan difícil jugar siendo adulto?

El juego se ve obstaculizado cuando las personas se vuelven autocríticas, comienzan a competir o compararse, se vuelven hostiles, buscan poder o empiezan a justificar sus acciones. Aquellos que son adictos a los elogios se sienten inseguros sin ellos y temen ser culpados. Estas actitudes y comportamientos dificultan la capacidad de los adultos para jugar.

Para acercarse al juego como adulto, es útil recordar las experiencias de juego de la infancia. ¿Jugaste de forma imaginativa con juguetes, con amigos o adultos? ¿Podías cantar, bailar o dibujar sin preocuparte por la corrección ? ¿Qué talentos, habilidades o cualidades te ayudaron o dificultaron en tu juego social? ¿Hay eventos traumáticos en la infancia que aún resuenan en ti? Reflexionar sobre estas preguntas puede ayudarte a comprender tus propias barreras para jugar como adulto.

Adam y Allee Blatner (1997) describen los beneficios del juego de roles imaginativos como terapia para ayudar a las personas a sanar su sentido roto de vitalidad relacional. Pero también describen el poder del juego dramático como una forma de prevención de enfermedades mentales.

Uno de los mayores beneficios del juego dramático es la oportunidad de cambiar la atención y los puntos de vista a medida que los participantes asumen y luego cambian de roles. Enseña a los participantes que los roles pueden ser asumidos, modificados, refinados, elaborados y abandonados y que somos libres de crearlos, renegociarlos con otros o dejar que algunas partes de ellos desaparezcan (Blatner y Blatner, 1997, p. 14). El juego prepara a los jugadores para las responsabilidades de la vida. En general, el juego es artístico en el sentido de que fomenta la creatividad entre los participantes.

La importancia de la espontaneidad en el juego de adultos

La espontaneidad es fundamental en el juego de adultos. No es lo mismo que la impulsividad, ya que la espontaneidad implica intención, ya sea para la conexión social o para lograr un efecto artístico. La espontaneidad se opone a los estereotipos, la compulsividad o los hábitos. Se centra en el momento presente y en la construcción de experiencias gratificantes con los demás.

adultos jugando - Qué significa el juego para los adultos

A través del juego, se desarrollan diversas habilidades sociales, como la percepción social, la empatía, la creatividad, la flexibilidad, la risa sincera, la humildad, el sentido del humor, la iniciativa, la capacidad de aprender de los errores, la escucha, la honestidad, la inclusión y la resolución de problemas. El juego sociodramático ofrece un canal para aumentar el autodescubrimiento y la vitalidad.

Además, el juego establece un contexto en el que los comportamientos socialmente inaceptables son tolerados, si no disfrutados. Ser tonto, grosero, seductor, infantil, autoritario, burlarse de las autoridades o traspasar los límites de la propiedad son comportamientos comunes en el juego sociodramático. Este ámbito ofrece a las personas un contexto relativamente seguro para expresarse a sí mismas (Blatner y Blatner, 1997, p. 15).

Grupos de juego para adultos

Los grupos de juego para adultos pueden ser una excelente manera de volver a aprender a jugar. Los Blatner describen las características de un grupo de juego para adultos bien organizado:

  • Permite a los participantes crear personajes de forma espontánea.
  • Tiene suficiente tiempo para que todos participen y luego se relajen (dos o tres horas).
  • Evita el juicio, la competencia o la psicologización.
  • Es pequeño (no más de nueve miembros).
  • Proporciona un contexto de apoyo.
  • Tiene un facilitador.

El grupo comienza con ejercicios en los que cada persona imagina un personaje histórico, una ocupación o un animal, y describe brevemente sus características. Luego, el grupo se divide en parejas para ayudar a definir y enriquecer el personaje a través de preguntas. El grupo selecciona un personaje central en torno al cual los demás asumen roles de apoyo o se convierten en miembros activos de la audiencia. Durante el juego, los jugadores hablan entre sí sobre cómo hacer las cosas, al igual que en el juego de los niños.

Otras formas de jugar

Si no tienes un grupo de juego, hay otras formas de aprender a jugar nuevamente como adulto. Por ejemplo:

  • Ir a deslizarte en trineo.
  • Jugar a las charadas (menos competencia es mejor).
  • Bailar de forma creativa.
  • Jugar al juego del perseguir .

A veces, tener un compañero de juego con quien compartir estas actividades puede ser de gran ayuda.

El juego no es solo para niños. Los adultos también pueden beneficiarse enormemente al dedicar tiempo a jugar. A través del juego, pueden desarrollar habilidades sociales, aumentar la espontaneidad, mejorar la conexión con los demás y experimentar una sensación de vitalidad renovada. No dejes que las barreras culturales o personales te impidan disfrutar de los beneficios del juego en tu vida diaria. ¡Empieza a jugar hoy mismo!

¡No te pierdas más diversión! Dirígete a la categoría de Juegos para encontrar más contenido como Juego para adultos: importancia y beneficios.

Subir