Dodgeball: el juego de los quemados evoluciona hacia un deporte de alta competencia

El quemado, ponchado, balón escondido, macho parado o cementerio, como se le conoce en distintas partes de América Latina, es tal vez uno de los juegos más populares en el entorno. Aunque muchos lo pueden asociar a la comedia de Hollywood de 2004 protagonizada por Ben Stiller y Vince Vaughn dodgeball ( pelotas en juego ), en la que satirizaban la competencia deportiva con este juego callejero en el que se trata de pegarle con una pelota a los miembros del equipo rival, en realidad, jugar al quemado o dodgeball hoy está lejos de ser un chiste de película.

Temario

El dodgeball como deporte de alta competencia

En los últimos años, el juego del quemado ha pasado de ser una diversión callejera a un deporte que ha experimentado un rápido crecimiento y que incluso ha tenido su primer campeonato mundial en Manchester, Reino Unido. Actualmente, el dodgeball cuenta con selecciones de ambos sexos y representantes de 10 países, y se ha convertido en una disciplina deportiva con su propia asociación mundial.

El presidente de la Asociación Mundial de Dodgeball, Tim Hickson, destaca que el dodgeball es un deporte rápido y ágil que cualquier persona que pueda correr, lanzar y agarrar una pelota puede practicar, lo que ha contribuido a su crecimiento en popularidad. En Reino Unido, unas 750.000 personas practican este deporte, mientras que en Estados Unidos hay 9,7 millones de jugadores de ambos sexos y de diferentes edades.

Reglas básicas del dodgeball

Aunque el juego de las quemadas tuvo su origen en las escuelas de Japón hace 60 años, sus reglas básicas han evolucionado a lo largo del tiempo. En el dodgeball, hay dos equipos de seis personas cada uno que se enfrentan en una cancha con una división intermedia. El objetivo principal es tratar de golpear con seis pelotas dispuestas para el juego a los rivales del equipo contrario para eliminarlos de la cancha. El equipo que logre sacar a todos los contrarios o que tenga más jugadores dentro de la cancha al terminarse el tiempo reglamentario de tres minutos es el ganador.

Además, dentro de las reglas se considera que cuando un jugador coge una de las pelotas que le lanzan, puede habilitarle la entrada a uno de sus compañeros que hubiera sido eliminado. Esto añade una estrategia adicional al juego y fomenta la colaboración entre los miembros del equipo.

  • Un equipo estará compuesto por un máximo de 8 jugadores y un mínimo de
  • Los partidos son de 30 minutos y un solo juego no puede durar más de 10 minutos.
  • El objetivo del juego es eliminar a los jugadores contrarios golpeando su cuerpo con las pelotas.
  • Si un jugador atrapa un balón lanzado por el equipo contrario antes de que toque su cuerpo, la persona del equipo contrario que lo lanzó queda eliminada.
  • Si un jugador es eliminado, no puede volver a entrar en el mismo juego, pero sí en los posteriores.
  • El balón que golpea por encima de los hombros no es válido y no elimina a nadie, solo eliminará al jugador si este está en una posición de cuclillas o agachado.
  • Un jugador no puede tener dos balones a la vez y tiene un límite de tiempo para lanzar la pelota.
  • Los equipos pueden acceder a la zona neutral de la cancha para recuperar una pelota, pero no pueden lanzar desde la zona neutral.

Estas son solo algunas de las reglas básicas del dodgeball, pero cada competencia puede tener sus propias variaciones y reglamentos específicos.

El dodgeball como aspirante a disciplina olímpica

Tras el éxito del primer campeonato mundial de dodgeball en Manchester, la Asociación Mundial de Dodgeball tiene como objetivo convertir a este deporte en una disciplina olímpica. Para lograrlo, están trabajando con escuelas en 57 países, no solo para promover el juego, sino también para desarrollar programas de alta competencia.

El presidente de la asociación, Tim Hickson, señala que el dodgeball ha logrado incrementar su participación en el entorno, gracias a las personas que asistieron como público a los partidos del Mundial o vieron algún encuentro en su canal de YouTube. Con este enfoque en la promoción y el desarrollo del deporte, Hickson cree que en 15 años el dodgeball podría estar en la mesa del Comité Olímpico Internacional.

El dodgeball ha evolucionado de ser un simple juego callejero a convertirse en un deporte de alta competencia con su propio campeonato mundial. Sus reglas básicas y su crecimiento en popularidad han llevado a que cada vez más personas practiquen este deporte en diferentes países. Además, la aspiración de convertirse en una disciplina olímpica muestra el potencial y la proyección que tiene el dodgeball en el ámbito deportivo.

¡No te pierdas más diversión! Dirígete a la categoría de Deportes para encontrar más contenido como Dodgeball: el juego de los quemados evoluciona hacia un deporte de alta competencia.

Subir