Jugo de frutilla con avena - beneficios y preparación

Controlar el peso se convierte en un objetivo al iniciar con un entrenamiento físico, ejercicios y cardio constante son algunos de los mecanismos que pueden ayudarle al cuerpo a reducir y eliminar el tejido adiposo.

Sin embargo, la buena alimentación también cumple un papel esencial dentro de este proceso, ya que el ideal es añadir a su dieta productos que tengan vegetales, frutas, cereales y proteínas que le beneficien a su organismo, mientras su trabaja su cuerpo.

Temario

Beneficios del jugo de frutilla con avena

Existe una variedad de maneras de consumir todas estas moléculas necesarias para el óptimo funcionamiento corporal, empezando por las frutas y cereales que ayudan a promover la digestión por su fibra, tienen vitaminas y aportan minerales.

Una manera de consumirla, en caso de que le sea difícil de ingerirlas es en batidos. Por ejemplo, una preparación de fresa con avena en las mañanas le podría ayudar no solo a su objetivo físico, sino también su metabolismo.

De acuerdo con MedlinePlus, la avena puede contribuir a disminuir los niveles de colesterol y azúcar en la sangre, evitando que el intestino absorba sustancias que pueden provocar enfermedades cardíacas, diabetes y obesidad o sobrepeso.

Comer avena, salvado de avena y otras fibras solubles puede reducir un poco el colesterol total y de lipoproteínas de baja densidad (ldl o 'malo') cuando se consume como parte de una dieta baja en grasas saturadas, señala la entidad.

Así mismo, cuenta con un alto contenido de fibra que ayuda a mejorar la digestión y reducir problemas intestinales como el estreñimiento, en el que las heces se endurecen y no es posible evacuar a diario, lo que también provoca una posible hinchazón en la parte baja del abdomen.

La avena está cargada de fibra soluble, que es un tipo de alimento que permite que quede más agua en las heces. esto hace que las mismas sean más blandas y más grandes y, más fáciles de expulsar, ayudando a eliminar la inflamación por reserva fecal, según Kristen Smith, MS, RD, coordinadora de cirugía bariátrica para el portal de salud de 'Piedmont Atlanta Hospital'.

Por su parte, las fresas tienen varios minerales como el hierro, magnesio, potasio, calcio, fósforo, manganeso y silicio, además de vitaminas C, K y ácido fólico. Componentes que pueden ayudar al sistema óseo y muscular, y a la recuperación y cicatrización de tejido.

"El manganeso ayuda al metabolismo energético normal, al mantenimiento de los huesos en condiciones normales o a la protección de las células frente al daño oxidativo”, señala Manuel Moñino, dietista y nutricionista de la Universidad del País Vasco, en el portal de la 'Academia Española de Nutrición y Dietética'.

Cómo preparar el jugo de frutilla con avena

Para preparar este delicioso jugo de frutilla con avena, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 taza de fresas frescas, lavadas y cortadas en trozos
  • 1 taza de leche de almendras o leche vegetal de tu preferencia
  • 1/2 taza de avena en hojuelas
  • 1 cucharada de miel (opcional)

Para prepararlo, simplemente añade todos los ingredientes a la licuadora y licúa hasta obtener una mezcla suave y cremosa. Luego, puedes servirlo de inmediato y disfrutarlo como un delicioso desayuno para empezar el día.

Beneficios para el organismo que trae el consumo de jugo de frutilla con avena

Tras lo anterior, vale la pena mencionar cuáles son algunos beneficios que trae para el cuerpo el consumo del jugo de frutilla con avena de forma regular:

  • Disminuye el nivel de colesterol malo en la sangre: los beta-glucanos de la avena han demostrado tener un impacto positivo en la reducción de los niveles de colesterol LDL, contribuyendo así a la salud cardiovascular.
  • Mejora la circulación de la sangre: la fibra soluble de la avena colabora en mantener estables los niveles de glucosa en sangre, beneficiando especialmente a quienes tienen resistencia a la insulina o diabetes.
  • Da un mejor brillo al cabello: la alta cantidad de agua en las fresas contribuye a la hidratación celular, mientras que la vitamina C favorece la producción de colágeno, promoviendo cabello y piel saludable y radiante.
  • Fortalece los huesos: las fresas aportan vitamina C, esencial para la formación de colágeno, mientras que la avena aporta calcio, fósforo y magnesio, nutrientes fundamentales para la salud ósea y dental.
  • Aporta energía: la combinación de carbohidratos complejos de la avena y los azúcares naturales de las fresas proporciona una fuente de energía natural, ideal para iniciar el día o recuperarse después del ejercicio.
  • Rico en antioxidantes y fibra: las fresas son frutas que tienen una gran cantidad de antioxidantes como la vitamina C, se integran en este jugo para combatir los radicales libres y fortalecer el sistema inmunológico, ofreciendo una defensa natural contra enfermedades.

Es importante recordar que los jugos no reemplazan ninguna comida y que, para incluirlos en una rutina alimenticia, es recomendable consultar con un experto en nutrición o su entrenador personal para evitar efectos colaterales en sus objetivos corporales.

Consultas habituales sobre el jugo de frutilla con avena

¿Puedo sustituir la leche de almendras por otro tipo de leche?

Sí, puedes utilizar cualquier leche vegetal de tu preferencia, como leche de soja, leche de arroz o leche de coco. Elige la que más te guste o se ajuste a tus necesidades alimentarias.

¿Es necesario agregar miel al jugo?

No es necesario, la miel es opcional y puede ser agregada para endulzar el jugo si así lo prefieres. Si deseas reducir el consumo de azúcar, puedes omitir la miel y disfrutar del sabor natural de las frutillas.

¿Puedo tomar el jugo de frutilla con avena en la noche?

Si bien este jugo es una excelente opción para el desayuno, también puede ser consumido en otros momentos del día, incluyendo la noche. Sin embargo, tener en cuenta que cada persona tiene diferentes necesidades y tolerancias digestivas, por lo que es recomendable escuchar a tu cuerpo y ajustar el consumo según tus propias preferencias y necesidades.

¿Puedo utilizar frutillas congeladas en lugar de frescas?

Sí, puedes utilizar frutillas congeladas en lugar de frescas. Simplemente asegúrate de descongelarlas antes de añadirlas a la licuadora para obtener una textura suave y cremosa en el jugo.

El jugo de frutilla con avena es una excelente opción para añadir a tu dieta, ya que combina los beneficios de las frutillas y la avena en una deliciosa y nutritiva bebida. Desde la reducción del colesterol hasta la mejora de la digestión y la hidratación celular, este jugo ofrece una variedad de beneficios para la salud.

Recuerda que es importante consultar con un experto en nutrición o tu entrenador personal antes de incorporar cualquier cambio en tu dieta, para asegurarte de que se ajuste a tus necesidades individuales y objetivos corporales.

¡No te pierdas más diversión! Dirígete a la categoría de Juegos para encontrar más contenido como Jugo de frutilla con avena - beneficios y preparación.

Subir